Seamos realistas. En el fondo, tú y yo sabemos que viajar sólo mola más.

20160625_112802¿No tenes miedo de viajar sola? Esa pregunta me la han hecho más veces de la que me hubiese gustado escuchar. Llegó un momento en el que me cansé de oír el mismo interrogatorio. Ya estaba cansada de responder siempre lo mismo. Es algo normal tener miedo y más siendo una mujer sola en estos tiempos que vivimos.

Me han dicho muchas cosas, casi todas buenas. Las que más escuché fueron: que era valiente, que tenía ovarios, que era corajuda, que no tenía miedo pero también me dijeron que seria un poco difícil inicial desde cero, que sentiría la mancansa de mis seres queridos y amigos.  Esto último me lo dijeron cuando decidí emprender mi viaje a España y, como no me quedo callada nunca, le dije que era su opinión y que, al contrario, había aprovechado el tiempo.

Cuando viajas te vas a encontrar con muchas cosas de tu agrado y otras no tanto. Pero sobre todo, diferentes. Otras culturas. Otras costumbres. Otra forma de ver la vida. Es cuestión de adaptarte o no. También de conocer y seguir conociendo. No siempre se está de acuerdo con lo que se ve o con lo que se conoce. Pero es parte del viaje, de la vida y de las enseñanzas del camino. De todas las veces que he viajado con alguien o compartiendo, siempre prefiero viajar sola.  Te parecerá raro pero no es tan complicado de entender.

20160625_111858Viajar sola me permite no depender de nadie, no tener que esperar a nadie, conocer gente que de otro modo no podría conocer; interactuar con quien quiero en el momento que quiero; investigar acerca de lo que quiero conocer; indagar sobre lo que se me antoja o dejar de hacerlo. Me permite explorar y explorarme, también tanto en los momentos buenos como no tan buenos. Me hace crecer como persona y como ser humano porque atravieso situaciones, circunstancias y hechos nuevos que hacen que aprenda todo el tiempo y tengan nuevas experiencias.

Viajar sola me abre puertas que viajando con otras personas no las veo o no se abren. Claro que a veces, la soledad me recuerda que se aburre pero enseguida se me pasa. Pero cuando viajás nunca estás sola, siempre vas a conocer a alguien. En el hostel, en la casa de tu couch, en la ruta, en cualquier parte.


 

Si alguna vez has soñado con dejarlo todo (aunque sea por poco tiempo), hacer la maleta e irte solo a la aventura, sigue leyendo. Te dejo 10 razones por las que un viaje en solitario te hará sentir como nunca. Porque, a menudo, viajar sin más compañía que la tuya es una manera perfecta de moverte por el mundo.

1. Puedes ir a dónde quieres
2. Nadie te va a juzgar
3. Tú marcas el ritmo
4. Harás amigos en el camino
5. Te encontrarás
6. Te podrás mimar
7. Disfrutarás del mejor asiento
8. Te echarán una mano
9. Tendrás recuerdos imborrables
10. Viajar sólo es más cool

 

 

#wondelust #iamtraveller

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s